fbpx
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Muchas veces nos decís que os cuesta conseguir que vuestros hijos lean. Todos sabemos que es importante porque les ayuda a desarrollar la capacidad de imaginación, abstracción, de esfuerzo y superación; sin olvidarnos de los buenos ratos que pueden pasar vuestros hijos leyendo o escuchando cuentos.

Por otro lado, la lectura es la herramienta que les permitirá acceder al mundo. Deteneros unos segundos a pensar, en todos los momentos que usáis la lectura a lo largo del día: leer los mails, las noticias, cuando hacéis la compra, cualquier tipo de instrucción, etc. Qué cierta es aquella frase que dice: “Un niño que lee será un adulto que piensa”.

Entonces, ¿cómo creamos lectores?

Pues para empezar, dicen que los niños se hacen lectores en el regazo de sus padres, y es verdad. Es súper importante que desde pequeños les leáis cuentos, porque está demostrado que se genera una relación afectiva con los libros y a la vez se fortalece el vínculo afectivo con sus padres. Para el niño no será un momento más del día, sino que lo relacionarán con el cariño y la compañía de sus padres, les estaréis acompañando mientras ellos descubren la realidad que le van mostrando los libros.

Si lográis esto, llegará el momento en el que querrán leer solos, y ahí vuestro apoyo será fundamental. Todos sabemos lo desesperante que puede llegar a ser un niño que empieza a leer, van muy despacio, se encallan, se inventan las palabras… Pero si somos pacientes y valoramos sus pequeños logros, les animará a continuar avanzando y a no desanimarse.

Por otro lado es importante que los niños tengan acceso a diferentes tipos de lectura. No hace falta que lean siempre cuentos, las revistas, los libros temáticos, los cómics, también se pueden leer. Lo importante es encontrar algo que les interese.

Eso no significa que todo valga, hay que controlar lo que leen los niños, no solo por el contenido, sino además el vocabulario y el tipo de lenguaje. Una posibilidad un poco olvidada, son las bibliotecas, donde podemos encontrar un amplio abanico de lecturas, incluso las actividades que proponen pueden motivarles.

Por lo tanto, cuando estamos desarrollando en nuestros hijos el amor hacia la lectura, estamos poniendo en sus manos un horizonte de posibilidades. Como dice el escritor Joseph Conrad:  “El autor solo escribe la mitad de un libro, la otra mitad la crea el lector”.

Elena Goday (Tutora de Educación Primaria del Abat Oliba Loreto)


No te pierdas nuestros consejos AOL Tips. Cada jueves un nuevo video para que juntos podamos crecer y educar a nuestros hijos.

#apasionadosporlaeducación

Primeros lectores 1